1 juil. 2015

El self y el otro



El mecanismo general para el desarrollo del self es la reflexión, o la capacidad de ponernos inconscientemente en el lugar de otros y de actuar como hablarían ellos, o lo que es lo mismo, la condición del self es la capacidad de los individuos de salir “fuera de sí”. Dice Mead (Espíritu, persona y sociedad, 1968:184-185) que “sólo asumiendo el papel de otros somos capaces de volver a nosotros mismos”. Es mediante la reflexión que el proceso social es interiorizado en la experiencia de los individuos implicados en él. Por tales medios, que permiten al individuo adoptar la actitud del otro hacia él, el individuo está conscientemente capacitado para adaptarse a ese proceso y para modificar la resultante de dicho proceso en cualquier acto social dado.  

Marta RIZO, George Simmel, sociabilidad e interacción:
apuntes a la ciencia de la comunicación.

25 juin 2015

[G-M]

Como la luz de un sueño,
que no raya en el mundo pero existe,
así he vivido yo,
iluminando
esa parte de ti que no conoces,
la vida que has llevado junto a mis pensamientos.

Y aunque tú no lo sepas yo te he visto
cruzar la puerta sin decir que no,
pedirme un cenicero, curiosear los libros,
responder al deseo de mis labios
con tus labios de whisky,
seguir mis pasos hasta el dormitorio.
También hemos hablado
en la cama, sin prisa, muchas tardes,
esta cama de amor que no conoces,
la misma que se queda
fría cuando te marchas.

Aunque tú no lo sepas te inventaba conmigo,
hicimos mil proyectos, paseamos
por todas las ciudades que te gustan,
recordamos canciones, elegimos renuncias,
aprendiendo los dos a convivir
entre la realidad y el pensamiento.

Espiada a la sombra de tu horario
o en la noche de un bar por mi sorpresa.

Así he vivido yo,
como la luz del sueño
que no recuerdas cuando despiertas.

("Aunque tu no lo sepas", Luis García Montero)

26 mai 2015

ENVOI

Encerrado entre cuatro paredes
(al norte, el cristal del no-saber,
paisaje a inventar,
al sur la memoria reflexiva,
al este el espejo,
al oeste la piedra y el canto del silencio),

escribo mensajes sin respuesta.

- Octavio Paz

10 mai 2015

La verdad

El tiempo no lo cura todo
Echarte de menos no es lo mismo que tener ganas de verte
París no vale nada sin amor

26 juil. 2014

Desde el espacio


Los bombardeos en Gaza, el humo y el polvo de las explosiones. Una película muda, el horror inalcanzable, la confirmación de que nada puede hacerse por este mundo de mierda.

9 févr. 2014

Silencio, por favor.

Lewis Baltz en el George Eastman House Archive





Si tuviera un rato, me escapaba a la Fondation A. Stichting a ver la exposición Only Exceptions.
Pero ahora que lo pienso, prefiero ir contigo a verla en Paris esta primavera…




29 janv. 2013

De vuelta en el barrio Chino

"Es hermosa de noche la ciudad. Hay peligros, pero también libertad. Deambulan por ella los que no tienen sueño, los artistas, los asesinos, los jugadores. Están abiertas las tabernas, las freidurías, los cafés. Nos saludamos, nos conocemos, los que van tirando de noche. Las personas se perdonan los vicios. La luz del día acusa, la oscuridad de la noche otorga la absolución. Salen los transformados, hombres vestidos de mujeres porque así se lo dice la naturaleza y nadie los molesta. Nadie pide cuentas de noche. Salen los tullidos, los ciegos, los cojos, que de día son rechazados. Es un bolsillo del revés la noche en la ciudad. Salen hast los perros, los que carecen de casa. Aguardan a la noche para buscar los restos, cuántos perros consiguen salir adelante sin nadie. De noche, la ciudad es un país civilizado."
Erri De Luca. El día antes de la felicidad.




21 nov. 2012

Durruti

Las ruinas no nos dan miedo. Sabemos que no vamos a heredar nada más que ruinas, porque la burguesía tratará de arruinar el mundo en la última fase de su historia. Pero -le repito- a nosotros no nos dan miedo las ruinas, porque llevamos un mundo nuevo en nuestros corazones. Ese mundo está creciendo en este instante.


13 nov. 2012

16 févr. 2012

El arquitecto de Obiang

¿Quién está construyendo 59 viviendas de lujo en Malabo?
¿Quién ha proyectado la nueva terminal del aeropuerto de Malabo a imagen y semejanza de la T4 de Madrid-Barajas?


¿Quién?

16 sept. 2011

Un sueño de Chejov

Como un espectro que Chejov hubiera soñado y que Dostoievski hubiera mandado enviar a Siberia para hacerle compañía.
Con los dientes apretados y la sonrisa dispuesta y fácil observa cómo la felicidad se asoma y pasa otra vez de largo,
por la ventana de una celda de carne y huesos y tendones, siente el amor como una potencia que permanece a su lado, a la espera de su detonador.





Podría huir,
podría salvarse,
pero no sabe ser menos de lo que es,
no conoce otra riqueza que la libertad.


28 juil. 2011

El Encuentro (Cap. 2)



Soñó un encuentro. Dos trenes viajando en mitad de la noche, un mapa escolar con las fronteras rotuladas en rojo. No se sabe cuánto tiempo llevan circulando sin detenerse, a dónde se dirigen. No sabe si él es uno de esos trenes o simplemente un pasajero, incluso un durmiente de la vía, un álamo junto a la ribera de un río que será testigo de ese encuentro.
Los trenes se miran. El sueño no precisa si chocan o simplemente se cruzan, cada uno en su vía, sin saludarse, y muy poco después se olvidan.

26 juil. 2011

El encuentro (Cap. 1)



Estás igual.
No tanto, no creas...
Qué haces todavía en Barcelona, o sólo estás de visita?
No me he marchado nunca de aquí. No he podido.
Ya.
En realidad no estoy aquí, ésto que ves...

Soy una sombra, lo poco que queda, no lo sabía, pero no podía marcharme. Ahora sí, ahora ya puedo.

31 mai 2010

Aunque ya no queda nadie de quién vengarse...


¿Por qué vericueto, siguiéndome, he acabado por perderme? ¿Qué pantalla me separa de mí mismo con la excusa de protegerme? ¿Cómo encontrarme en este desmembramiento?

Avanzo hacia la certeza de no encontrarme jamás. Todo sucede como si mis pasos me precedieran, como si mis pensamientos y afectos se acoplaran a los contornos de un paisaje mental que imaginan crear, cuando de hecho son creados y modelados por él.

Una fuerza absurda me obliga a luchar para alcanzar aquello que me pertenece, que nunca se ha separado de mi lado. Mediante este inútil viaje hacia mí mismo me roban mi presente; casi siempre vivo desfasado respecto a lo que soy, al ritmo de un tiempo muerto.

Raoul Vaneigem

24 févr. 2010

El último esfuerzo de la Minotaura








La Minolta. Habíamos hecho muchos viajes juntos. Decidió quedarse en Mali, y lo entiendo. Es un maravilloso país.